SEATING PLAN

Hoy en día no hay boda que no tenga un seating plan y un sitting plan y es que se han convertido en un elemento imprescindible por dos razones principalmente: la primera es porque son necesarios, cumplen una función útil para ayudar a los invitados a sentarse. Y la segunda razón es que es un elemento más de la decoración que debe ir acorde al resto de la boda y es ideal para crear un rincón especial que diga algo de vosotros, al personalizarlo.

Actualmente estas dos de las palabras se oyen en el mundo de las bodas y se usan indistintamente para referirse a una misma cosa. Pero en realidad aunque tienen significados muy parecidos, responden a dos conceptos distintos que os vamos a aclarar.

Por un lado el seating plan es lo que se conoce como el lugar donde se encuentra el protocolo de mesas o distribución general de los invitados en las mesas.

El sitting responde a lo que también se conoce como marca sitios que encontramos ya en las mesas y que ayuda a los invitados a saber qué posición van a ocupar en la mesa y por tanto, en qué silla se sientan.

Son elementos que dan mucho juego a la hora de poder decorarlos y de pensar ideas creativas y originales. Son dos elementos que los invitados van a buscar, así que… ¡qué mejor idea que la de poder sorprenderlos cuando se lo encuentren! A la hora de pensar en cómo serán es importante tener en cuenta el resto de la decoración, el estilo general de la boda y los colores utilizados. para que todos vayan en la misma línea hasta hacer un todo unificado y perfecto.

Estos dos elementos serán buscados por todos los invitados por lo que seguramente sea uno de los rincones más visibles por lo que hay que cuidarlo desde el principio. ¿Quieres algo sencillo y fácil de hacer utilizando pocos elementos? O por el contrario, ¿prefieres algo más elaborado utilizando más materiales y con mayor montaje? Esto es algo que tenerlo claro al pensar el estilo que buscamos.

Siempre se ha hecho el seating plan y el sitting de una boda. Está claro que no hablamos de algo nuevo, pero sí de la evolución que poco a poco éstos han ido teniendo. Ya que hemos pasado de los clásicos paneles o plafones en un caballete sujetando un papel y los típicos marca sitios en forma de puente con el nombre del invitado sin más, a hacer grandes creaciones y buscar formas de lo más originales, creativas y divertidas que consiguen sacar una sonrisa y sorprender a nuestros invitados.

Es importante que ambas cosas vayan relacionadas y respondan a la misma temática o hilo conductor de la boda. No vale con hacer un gran seating plan y después no tener en cuenta el sitting dentro de la sala. Son dos elementos que deben tener unidos y a su vez con el resto de la boda.